Uno de los campos de estudio relacionado con las nuevas modalidades de la formación que mayor evolución presenta lo constituyen los nuevos ambientes de aprendizaje, nuevo escenarios, que vienen a complementar y, sobre todo, a diversificar la oferta formativa. Por una parte, los entornos virtuales de formación generados mediante plataformas y extendidos, preferentemente, en la educación formal, están promoviendo el desarrollo de diversidad de experiencias de e-learning. Por otra, la evolución de un software social que está permitiendo nuevas formas de interacción y comunicación más horizontal, y que generan otros entornos como redes sociales y comunidades virtuales que parece ser el fenómeno de moda en la red, pero que indudablemente aportan grandes posibilidades a la formación, o los entornos personales de aprendizaje, que se presentan como un sistema bisagra que puede integrar el entorno virtual institucional donde estamos distribuyendo cursos y este entorno más informal que ofrecen redes sociales y comunidades virtuales de aprendizaje.